El Social Media no son unicornios de colores

Hace unos días leí varias cosas en Twitter que me han animado a escribir una reflexión personal sobre el Social Media y todo lo que le rodea.

He sentido que no estoy tan solo en mi visión del sector más alejada del mundo de unicornios de colores que se pueden ver por blogs y diversas cuentas en redes sociales.

Un post diferente a los que suelo hacer pero que tenía en mente desde hace meses.

La puta y dura realidad del Social Media

No puedo ni quitar ni una coma al tuit de @DaniAndres, que lleva un tiempo en este mundillo y sabe de lo que habla.

Se está vendiendo a todo aquel que empieza en redes sociales y demás, que el trabajo de Community Manager es muy happy, que te lo pasas bomba y es super fácil.

Que lo único que tienes que hacer es crear contenido de valor y ya verás como te llueven los seguidores,  las interacciones y seguro que lo petas. Serás un triunfador y además trabajarás en lo que te apasiona, ganando un pastón y con pocas horas.

Pues no señores, esto no son 2 patadas. Esto no es lanzar 4 tuits y triunfar. Esto no es crear contenido de valor y tener una visibilidad brutal. Esto no es dedicarle un par de horitas a la semana y fiesta.

La realidad es que detrás de cada cliente tienes que realizar un trabajo previo de análisis, estrategia y planificación antes de ponerte a gestionar.

La realidad es que necesitas conocer a quien tienes que buscar, a qué público objetivo vas a hablar, y muchas veces ni el propio cliente lo sabe.

La realidad es que por mucho que crees contenido, si el usuario que lo ve no le interesa, va a pasar de ti como de la mierda.

La realidad es que la cagas más veces que aciertas. Y a base de cagarla descubres los errores que te llevan a conseguir los objetivos.

Y la realidad también es que no todos los sectores son como el marketing online.

No, cada sector es un mundo. Si vas a implementar la misma estrategia social en la gestión de las cuentas de una agencia de marketing online que en una empresa de turismo o en una tienda online, ya te digo que te vas a comer los mocos y no vas a tener ni impacto ni tus objetivos.

Además, lo peor de esto es que posiblemente 2 clientes del mismo sector y recursos parecidos, no les funcione la misma estrategia, por lo que tendrás que crear una nueva.

Estamos en una burbuja de blogs de marketing online que escriben post como churros de miles de palabras que lo único que hacen es crear falsas ilusiones, y posteriormente cuando los que lo han leído se ponen a gestionar es cuando empiezan a ver la realidad y que quizás no era tal y como le estaban contando.

Porque al fin y al cabo están escribiendo lo que la gente quiere leer. Consejos o estrategias vagas con las que con poco trabajo conseguirás resultados.

Si quieres resultados vas a tener que esforzarte, reinventarte y fallar. Realizar acciones que están fuera de los manuales e incluso “guarradas”.

Nadie te puede asegurar que una estrategia te va a dar el éxito, porque eso no existe. Cuando te enfrentas a la gestión de algo no sabes al 100% si va a funcionar bien porque al final dependes del usuario.

El problema de esto es que estamos ante un sector con una barrera de entrada muy baja, cualquiera dice que es Community Manager, a lo que se le une que no hay una formación reglada.

Pegas una patada y te salen 4000 cursos de formación sin que la persona que va a elegir sepa cuál es el  que mejor le conviene.

Esto lo acaba sufriendo el cliente, la empresa que quiere una gestión de redes sociales y que acaba decepcionada porque no tiene lo que quiere, principalmente por varios motivos:

  • No se le ha explicado realmente para qué sirven las redes sociales, qué impacto va a tener en su negocio, e incluso si realmente lo necesita.
  • Al no saber lo anterior, no valora la gestión que tiene todo esto, y por lo tanto no ve razón por la que pagar un determinado precio.
  • Se le ha llenado la cabeza de pajaritos y de metas difíciles de conseguir, y luego con el paso de los meses ve que eso no llega y aparece la frustración.

Y esto es la realidad. Realidad que conozco de primera mano porque son varias las empresas con las que he tenido que trabajar que se han dejado un pastón en determinadas profesionales/agencias que les han vendido burras que no existen y llegan muy quemadas.

A mi me han dicho más de una vez que soy muy pesimista a la hora de entrar a valorar lo que se puede realizar o no con una empresa, pero no es pesimismo.

Es explicar la realidad, lo que puede llegar a hacer y las metas que puede alcanzar. Es preferible ir poco a poco consiguiendo pequeños hitos, que poner falsas metas inalcanzables.

Y si de primeras se ve que las expectativas que tiene el cliente no concuerdan con la realidad, se dice y punto. Que no pasa nada por decir que no.

El que te asegura que te va a conseguir miles de seguidores, un primer puesto en Google o unas ventas brutales, te está mintiendo. Porque aquí nadie tiene la fórmula mágica para hacer funcionar todo a la primera.

No todo debe ser tan happy, ni la persona que lo va a gestionar será la más feliz rodeada de frase de Coelho y tazas de Mr Wonderful.

Esto es un trabajo más en la que te miden por tus resultados. No es un mundo de unicornios de colores donde todo es muy fácil y que se mide por la felicidad que desprendes.

Por último, nos están vendiendo que un Community Manager sabe de redes sociales, SEO, SEM, analítica web, diseño web … Todo con un cursito y leyendo varios post.

¿En serio que hay gente que se lo cree?

Yo debo ser muy corto porque me va justo para saber de redes sociales, mail marketing y un poco de SEO.

La marca personal

Luego está el temita de la marca personal y todo el humo que hay alrededor de ella.

Aquí la inspiración me viene de este post, que tiene mucha razón y que te recomiendo leer.

A mi personalmente esto de la marca personal me parece una burbuja brutal que tarde o temprano tendrá que reventar.

Ahora los guruses del marketing online son gente que tiene blogs que hace refritos de diferentes post, que habla de todo tipo de temáticas y que cuando se les agota el temario tan pronto te hablan con la misma facilidad de trucos para que no se te acabe la batería del móvil como de sillas de oficina.

Post que aportan poco o nada y que no se basan en su experiencia, tanto que en las distancias cortas no tienen ni problemas en decir que todo lo que escriben no lo han aplicado en su vida.

Luego sus estrategias de Twitter son brutales. Escupiendo 2 o 3 tuits por hora con post suyos y de su círculo, y que da igual que sean las 10 de la mañana del lunes que la 1 de la madrugada del sábado. Cuentas con comunidad conseguida a base de followback.

¿Y esto es marca personal?

Yo si sigo alguien en Twitter es para conocer su opinión, sus experiencias, no para leer robots, que para eso ya existen lectores de rss como Feedly.

Si esas personas hacen eso con su propia marca personal, ¿qué harán con sus clientes?

La verdadera marca personal se gana trabajando bien con tus clientes y que esos clientes se queden satisfechos recomendándote. Se gana relacionándote con otras personas. Y por supuesto se gana aportando tu experiencia, no contando la teoría que está más que machacada.

Porque si alguien puede ayudar a otro, es explicándole lo que ha hecho, sus resultados, donde ha fallado y lo que ha aprendido.

Desgraciadamente, muchas de estas personas que son abanderados de la marca personal son los que menos te pueden ayudar en tu formación.

Estamos en un sector donde se le está dando un bombo brutal a la marca personal cuando los potenciales clientes, las empresas que buscan servicios de marketing online, no tienen mucha ni idea de quien es Fulanito o Menganito.

Los mejores profesionales quizás no tienen ni Twitter ni blog, dedicando su esfuerzo en su empresa y clientes, y no en crear gigantes con pies de barro.

Preocúpate por hacer bien tu trabajo y el resto llegará solo. Que no somos estrellas de cine.

Sin más, aquí mi opinión del sector a día de hoy, que no viene ni por un cabreo ni por una mala experiencia, simplemente con la intención de ayudar a todo aquel que está entrando para que vea que no todo es tan idílico como se cuenta. Que esto es un trabajo más como un fontanero o conductor de autobús.

Si alguien se siente identificado será una buena señal para mi 🙂

Comentarios

    1. Pues sí, muchas veces se intenta vender servicio de redes sociales cuando el público objetivo no está. Mejor analizar previamente antes de darse la ostia.
      Gracias por tu comentario 😉

  1. Genial artículo.
    El trabajo no siempre es feliz y no es a corto plazo.
    Explicar qué es Social Media a un cliente es fundamental, los plazos, y en qué ayudará a la marca que vas a representar.

    Un abrazo crack!!

  2. Hola Daniel, He sido/soy una de tus alumnas en el curso de “Community Manager” en el AulaCM.
    Mi trayectoria laboral es variada , porque tengo los años suficientes para que la lista sea larga => 57. Y ahora me atrevo a decir:
    “QUE BUENO TODO Y CADA UNO DE LOS TEMAS DE TU ARTÍCULO”
    La palabra escrita es una forma de entender, así que leyendo tu opinión me uno a tu punto de vista de que el gran business mediático generado entorno al Social Media/ C.M./ etc. es puro interés económico emergente de las empresas y personas, normalmente muy precarias, que están surgiendo como “pompas de jabón” y “venden humo”, que en Zaragoza si te soy franca, desaparecen rápido con el Cierzo. Y como en todos los sectores, están los “profesionales” que no han emergido de la noche a la mañana, que no hacen ruido, solo trabajan y trabajan y cuando les lees, escuchas, o conversas con ellos jamás aparecen estos conceptos del éxito. Porque se habla de trabajo.
    Y hablando de la marca personal, riza el rizo para los que somos freelance y autónomos. No hay que confundir el trabajar la identidad digital con ser famoso a lo Belén Esteban.
    Lo dicho, que me voy a currar, que llevo un retrasooooo pa variar. Gracias por hablar. Un abrazo

  3. Daniel, me he muerto de risa con este artículo en el sentido de que expresás con total claridad y sinceridad un montón de acciones y características de los vendehumos que no muchos se atreven a contar. Como bien decís, esto es un trabajo arduo, donde los resultados no aparecen de un día para el otro ni con fórmulas mágicas… Y a los que contamos con experiencia, nos causa mucha gracia ver notas del tipo “7 tips para que tu marca explote en las redes” o incluso escuchar los “casos de éxito” de supuestos gurúes cuya única cualidad ha sido contar con una carretilla de dinero para invertir en publicidad de la marca.
    En lo único que quizá estoy en desacuerdo es que, si amás el social media, realmente podés ser muy feliz trabajando en esto, así empieces ganando dos mangos al principio… con una buena estrategia y equipo, se puede vivir de esto.
    Ya empiezo a seguirte en todas tus cuentas porque no quiero perderme tus próximos artículos!!

    1. Hola Romina!
      Me alegro de que te haya gustado 🙂
      Creo que en la parte de ser feliz igual me he expresado mal, claro que puede ser feliz trabajando en el sector del social media, lo que no estoy de acuerdo es que lo venden como el trabajo más feliz, siendo que es uno más, y la felicidad depende de muchas cosas.

  • Romina www.consultorainteractua.com

    Daniel, me he muerto de risa con este artículo en el sentido de que expresás con total claridad y sinceridad un montón de acciones y características de los vendehumos que no muchos se atreven a contar. Como bien decís, esto es un trabajo arduo, donde los resultados no aparecen de un día para el otro ni con fórmulas mágicas... Y a los que contamos con experiencia, nos causa mucha gracia ver notas del tipo "7 tips para que tu marca explote en las redes" o incluso escuchar los "casos de éxito" de supuestos gurúes cuya única cualidad ha sido contar con una carretilla de dinero para invertir en publicidad de la marca. En lo único que quizá estoy en desacuerdo es que, si amás el social media, realmente podés ser muy feliz trabajando en esto, así empieces ganando dos mangos al principio... con una buena estrategia y equipo, se puede vivir de esto. Ya empiezo a seguirte en todas tus cuentas porque no quiero perderme tus próximos artículos!!
    Vota Responder 1 Voto
    • Daniel Rocafull www.danielrocafull.com

      Hola Romina! Me alegro de que te haya gustado :) Creo que en la parte de ser feliz igual me he expresado mal, claro que puede ser feliz trabajando en el sector del social media, lo que no estoy de acuerdo es que lo venden como el trabajo más feliz, siendo que es uno más, y la felicidad depende de muchas cosas.
      Vota Responder 0 votos
  • Susana Cuñado Balagué

    Hola Daniel, He sido/soy una de tus alumnas en el curso de "Community Manager" en el AulaCM. Mi trayectoria laboral es variada , porque tengo los años suficientes para que la lista sea larga => 57. Y ahora me atrevo a decir: "QUE BUENO TODO Y CADA UNO DE LOS TEMAS DE TU ARTÍCULO" La palabra escrita es una forma de entender, así que leyendo tu opinión me uno a tu punto de vista de que el gran business mediático generado entorno al Social Media/ C.M./ etc. es puro interés económico emergente de las empresas y personas, normalmente muy precarias, que están surgiendo como "pompas de jabón" y "venden humo", que en Zaragoza si te soy franca, desaparecen rápido con el Cierzo. Y como en todos los sectores, están los "profesionales" que no han emergido de la noche a la mañana, que no hacen ruido, solo trabajan y trabajan y cuando les lees, escuchas, o conversas con ellos jamás aparecen estos conceptos del éxito. Porque se habla de trabajo. Y hablando de la marca personal, riza el rizo para los que somos freelance y autónomos. No hay que confundir el trabajar la identidad digital con ser famoso a lo Belén Esteban. Lo dicho, que me voy a currar, que llevo un retrasooooo pa variar. Gracias por hablar. Un abrazo
    Vota Responder 0 votos
  • Fernando fernandocebolla.com

    Genial artículo. El trabajo no siempre es feliz y no es a corto plazo. Explicar qué es Social Media a un cliente es fundamental, los plazos, y en qué ayudará a la marca que vas a representar. Un abrazo crack!!
    Vota Responder 1 Voto
  • juan luis www.juanluissaldana.com

    Muy acertado. Lo que dices de la marca personal es tal cual. Y, además, hay veces que en el social media no hay dónde rascar.
    Vota Responder 0 votos
  • Miguelarius https://cafeconweb.es/

    Miles de emojis de manos aplaudiendo! Grande!
    Vota Responder 0 votos
6 Comentarios más
Simple Share Buttons